LATERALIDAD

Lateralidad y movimiento en la toma de decisiones

Lateralidad y movimiento en la toma de decisiones
12 Dic

Sin duda alguna, el análisis de la competición marca las líneas de entrenamiento del portero para la mejora de su rendimiento, individual y colectivo, al permitirnos estudiar los movimientos propios y del equipo rival, prestando especial atención a la intención de los mismos. Este análisis muestra la información relevante de cada acción técnico–táctica que ejecuta el portero, ya sea en fase ofensiva, por ejemplo la anticipación al salir con seguridad a un balón aéreo, como en la ofensiva, donde debe ser rápido en la lectura de las situaciones del juego continuamente cambiantes y coordinarse técnicamente para las acciones que realiza con el pie o con la mano.

Lo importante es que todas estas acciones requieren un tiempo mínimo de ejecución en espacios cada vez más complicados de resolver con acierto. Durante este tiempo, el portero, con la información percibida tras la lectura táctica correspondiente, va construyendo una imagen mental de la situación para elegir la acción técnico-táctica más adecuada acorde a esa situación según su criterio o patrón mental individual y estrategia colectiva.

En ese tiempo, el portero además debe pensar en el juego, debe percibir toda la información de los movimientos en relación al balón, contrarios, compañeros y su propia ubicación, siguiendo su patrón mental táctico, para decidir con eficacia y eficiencia corporal. Por tanto hay que tener en cuenta que el movimiento es parte fundamental en la lectura táctica, no solo en ver e intuir el perfil corporal del poseedor del balón antes de tomar una decisión, sino también en la velocidad del movimiento concreto a la que el portero presta atención.

Así en todas las acciones donde el portero necesite información y colaboración con la línea inmediata, la lateralidad juega un papel importante para enseñarle a corregir su perfil corporal con respecto a la velocidad y distancia del movimiento, del balón, compañeros y contrarios, teniendo en cuenta que centrarse significa además, implicarse a nivel físico y mental con todo lo que sucede en el juego.

Para entender la precisión con la que tiene que responder el portero al tomar una decisión, cabe preguntarnos: ¿Es posible Pensar y Actuar a la vez?. En este contexto, la atención del portero en todas las opciones de juego, más que ayudar a centrar el pensamiento en el análisis de una acción concreta, debe orientarse a potenciar la imaginación y la creatividad, para interpretar el movimiento corporal que va a realizar el poseedor del balón, y resolver de este modo la situación técnico-táctica con éxito.

"En el deporte, lo más importante es tomar decisiones a tiempo. Para manejar esta precisión en escenarios continuamente cambiantes, los deportistas, deben: sentir que dominan su perfil corporal en coordinación con lo que ven, ser emocionalmente inteligentes y ser mentalmente fuertes. Principio fundamental del Entrenamiento en LATERALIDAD"

Este sitio web utiliza cookies para su mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clic en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies