LATERALIDAD

[1] La mecánica del cerebro

[1] La mecánica del cerebro
22 Ago

La mecánica del cerebro, o ¿el cerebro mecánico?

El cerebro es un sistema organizado y especializado en áreas concretas de funcionamiento que son responsables del comportamiento y de compartir la información necesaria para que el movimiento sea coordinado. A su vez, está representado por tres subsistemas que ayudan a coordinar los movimientos que interactúan con los procesos mentales como son –velocidad–repetición–precisión, utilizados no para responder mecánicamente a los estímulos visuales y espaciales, sino para poder ser dirigido desde fuera por ellos y elaborar planes de acción que sirvan para anticipar actuaciones futuras.

Aunque su neuroanatomía indique la existencia de dos hemisferios simétricos, funcionalmente no lo son, y estas asimetrías cerebrales localizadas en el hemisferio izquierdo y derecho, demuestran que el cerebro aunque funcione como un todo neurológico, está especializado en funciones diferentes y presentes en el dominio del comportamiento según ordene la lateralidad dominante. Estos hemisferios a través de su interfaz cerebral transforman directamente la información ejecutada por los procesos cerebrales en acciones motoras concretas.

Al estar la lateralidad dirigida cerebralmente, para entender la influencia que ejerce en el rendimiento del portero, es importante apuntar que coexisten 2 cerebros integrados en uno solo. Uno heredado de la filogénesis evolutiva, que trabaja a bajo nivel como si de un ordenador se tratara con los programas de reflejos motores primitivos, por tanto del equilibrio y la conciencia corporal, de la MOTRICIDAD BÁSICA, y otro, responsable de la Inteligencia neuromotriz y en el funcionamiento de las actividades superiores como: sentir, pensar y actuar.

El enfoque interdisciplinar a nivel neuropsicológico y biomecánico del comportamiento humano, sirve para integrar las asimetrías cerebrales, corporales y su relación con la mente, el cerebro y el rendimiento del portero. Ya que sabemos que se procesa la información de forma diferente desde el hemisferio derecho e izquierdo, la pregunta que nos hacemos es: ¿El cerebro está programado para ser diestro o zurdo?.

Para tener una representación, a modo de mapa mental, la imagen siguiente muestra las funciones relacionadas con las habilidades motoras en las que cada uno y otro hemisferio está especializado.

Con esta información sabemos que, mientras el CEREBRO IZQUIERDO, es dominante en funciones cognitivas, trabaja a nivel simbólico, centrándose en la utilidad de lo observado y en las circunstancias analíticas de la jugada, el CEREBRO DERECHO es dominante en la comprensión visual, se rige por aspectos o formas, trabajando de forma global y a nivel postural corporal, integrando información necesaria del gesto motor al transferir información corporal y espacial de lo que percibe.

Los avances actuales en Neuropsicología del deporte, muestran que en relación al movimiento, la orientación y el desplazamiento, el hemisferio derecho tiene un papel crucial en el comportamiento y en el aprendizaje del gesto técnico.

Por todo ello, modular la actitud y articular el equilibrio corporal correcto en el entrenamiento permite al portero reencontrarse con las señas de identidad en la competición, porque el cerebro necesita de una intercomunicación cerebral que siga las órdenes que indica la brújula corporal: la lateralidad.

El siguiente post, Por qué y para qué trabajar lateralidad?

Indice de Contenidos

Este sitio web utiliza cookies para su mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clic en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies