LATERALIDAD

[2] La inteligencia corporal

[2] La inteligencia corporal
29 Ago

La inteligencia kinésico–corporal. Hasta ahora sabemos que el control del movimiento corporal está localizado en el cerebro, y también que cada hemisferio domina o controla los movimientos corporales correspondientes al lado opuesto. Articular la lateralidad del portero sirve para proporcionar una herramienta sólida que le permita resolver los problemas que se plantean en el juego, de tal forma que la técnica bien aprendida le garantice disponer de recursos apropiados para resolver situaciones tácticas.

El esquema corporal debe estar representado cerebralmente como una imagen tridimensional de uno mismo para poder registrar y memorizar todos los movimientos ejecutados en los niveles cerebrales superiores, y con esta información, poder mantener una posición adecuada y equilibrada en una situación estática o dinámica, Quirós-Schrager, 1980.

Por todo ello, la lateralidad debe desarrollarse con especial énfasis en niveles de coordinación de mano, pie, ojo, oído, ya que su desarrollo está conectado con la organización, por un lado del esquema corporal y, por otro, con los conceptos de espacio y de tiempo. Mora, 2003; Doidge, 2008.

El control del cuerpo y el equilibrio, se logran definitivamente cuando la atención consigue centrar el pensamiento y permite que la imaginación trabaje al ritmo de las sensaciones. Cuando el portero domina su propio cuerpo técnicamente puede interpretar el movimiento corporal del adversario, como si adivinara los pensamientos del poseedor del balón. Saber lo que va a pasar y prepararse para la acción es saber situarse donde debería llegar el balón. Interpretar el lenguaje corporal del contrario es leer la situación descodificando la acción técnico-táctica que va a ejecutar el poseedor del balón.

A modo de secuencia, es saber interpretar:

  • EL DÓNDE: Referencia espacial                  
  • EL CUÁNDO: Referencia temporal          
  • EL CÓMO: Referencia cenestésica o de movimiento

El esquema corporal es importante para fortalecer la autoestima, la valía de la imagen que tiene uno de su cuerpo. Debe educarse trabajando cada uno de los componentes que de forma integrada permiten que el portero tenga una imagen clara de lo que tiene que hacer antes de hacerlo: coordinación, equilibrio, lateralidad, respiración, percepción espacial, temporal y espacio-temporal.

Un mapa que recorre el portero a nivel mental con la finalidad de dominar el territorio, por lo que debe:

  1. Usar el propio cuerpo para expresar ideas y sentimientos, y sus particularidades de coordinación, equilibrio, destreza, fuerza, flexibilidad y velocidad en la técnica individual y colectiva
  2. Visionar y leer situaciones tácticas en forma de mapas mentales imaginando movimientos de anticipación y trabajando visualizando, usando con inteligencia su ojo mental
  3. Moverse e interactuar con otros compañeros procesando información a través de sensaciones corporales
  4. Utilizar los sentidos ya el cerebro se alimenta de información que le llega desde los diferentes puntos de captación de emociones. La inteligencia crece por la información que el cerebro recibe por estas vías
  5. Trabajar el sentido kinestésico permite utilizarlo de manera similar a otros sentidos. La inteligencia neuromotriz crece por la información kinestésica gracias a percepción de los estímulos que se elaboran por el movimiento

Hay que  dirigir la imaginación hacia la sensación antes que a la mecánica del movimiento, ya que la emoción que acompaña a la acción técnico–táctica proviene de la energía que sintamos y que después interpretemos con seguridad. Para jugar bien se necesita confianza en uno mismo, y se logra con la sensación clara  del movimiento correcto. La presión por el triunfo siempre está, pero el éxito mejora el rendimiento como un círculo virtuoso hacia la autoestima. El éxito convierte al portero y a cualquier jugador de campo, en un deportista y persona más segura , confiada en poder conseguir el éxito. Krell, H. (2007).

En el próximo post, aportaremos las características de la técnica del portero y el perfil corporal: Todo es cuestión de técnica.

"En el deporte, lo más importante es tomar decisiones a tiempo. Para manejar esta precisión en escenarios continuamente cambiantes, los deportistas, deben: sentir que dominan su perfil corporal en coordinación con lo que ven, ser emocionalmente inteligentes y ser mentalmente fuertes. Principio fundamental del Entrenamiento en LATERALIDAD"

Índice de contenidos

Este sitio web utiliza cookies para su mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, clic en el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies